viernes, 22 de enero de 2016

¿Qué nos impulsa ir hasta el borde?



Mi primera pregunta cuando alguien busca una experiencia con enteógenos es ¿cuál es la necesidad en su inconsciente que lo impulsa a vivir una experiencia tan fundamental? A pesar de que el sujeto no lo sepa algo más grande dentro de él está buscando la forma más contundente de reestructurarse, de cambiar las formas como responde ante las circunstancias, de cambiar la forma de estar en el mundo y, allí, uno de los vehículos más eficaces que la naturaleza ha encontrado para lograr ese cometido son las moléculas que están en las plantas sagradas y sus sintetizados, los cuales, como si fueran un regalo de los dioses, son perfectamente afines a los receptores en nuestro cerebro.